lunes, 14 de septiembre de 2009

El fantasma de Hiroshima


Hablar de Hiroshima, es hablar de un capitulo triste de la historia de nuestra humanidad, no es el único ya que han habido muchos acontecimientos igual de tormentosos, pero quizàs lo que mas duele es que muchas de las personas que lograron sibrevivir de este cataclismo, aún siguen sufriendo a traves del recuerdo, las marcas de las heridas y los constantes problemas de salud que deben de soportar por los efectos de las bombas y la radiaciòn. Por ello, decidí colocar el testimonio de una persona que logró visitar el museo que se construyo en aquel lugar como muestra histórica del horror de lo que paso alli y que estoy seguro muchos entrarían en cordura si vieran lo que en ese edificio se muestra.

En mi caso no fue necesario entrar allí ni ver lo que seguro mis ojos observarían, me bastó con lo que este visitante del museo nos cuenta en el siguiente escrito:


" Yo estuve en Hiroshima el pasado mes de abril, y lo que allí ví no lo borrará de mi memoria ni el tiempo ni el olvido.

Para empezar, al llegar allí te encuentras con una ciudad gris. Moderna, pero que a la vez denota haber sido reconstruida apresuradamente hace no muchos años.

Cuando llegué a la zona donde detonó la bomba a 600 metros de altura, lo que mas me llamó la atención como a todo el mundo, fué la cúpula de la bomba. Un edificio proyectado para ser el centro prefectural, y del cual solo quedan algunas paredes maestras intactas, debido a que la bomba estalló encima suyo, y pudieron resistir la presión verticalmente. Sin embargo, lo que mas destaca del edificio, es sin duda el esqueleto metálico de la cúpula que lo coronaba, que se evaporó en el acto.

Al lado del edificio, unos paneles informativos explican como sucedió todo, en japonés e inglés. Allí, tengo que admitir que tuve que aguantarme las lágrimas, al ver a una anciana a todas luces norteamericana llorando delante de tan macabro recordatorio.

Pero lo peor no fue eso, ni mucho menos. Despues de haber visto el edificio, mi hermano y yo nos dirigimos al museo de la paz (curioso nombre para un museo que alberga los testigos de uno de los episodios mas dantescos que haya vivido la humanidad).

El trayecto no fué demasiado ameno, pues el día era gris, acompañado de una incesante llovizna que caía, ligera, pero sin pausa. El silencio allí era sepulcral, unicamente interrumpido ocasionalmente por los graznidos de los cuervos, o el tañir de una campana.

Al llegar al museo nos sorprendió gratamente descubrir que disponía de aparatos para seguir las explicaciones de cada lugar narradas en español.

Al empezar la visita lo primero que te muestran son los efectos de la bomba a gran escala, con un par de maquetas de como era la ciudad antes y después de la explosión, fotografías aéreas, y demás parafernalia para ilustrarte sobre cuán grande fué la devastación.

El infierno venía después. Al seguir con la visita, la exposición se tornaba cada vez mas macabra, allí se puede ver por ejemplo la pared con la sombra del hombre que se evaporó en el instante de la explosión.

Hay una pared de hormigon en la que se encuentran clavados fragmentos de cristal, que se proyectaron a quilómetros de distancia atravesándolo todo a su paso hasta encontrar una pared sólida que pudiese detenerlos.

Sin embargo lo que mas me horrorizo fue un diorama a tamaño real que mostraba a una madre con sus dos hijos instantes después de la explosión. Eso era una ventana abierta al infierno. Todo se encontraba en llamas y en medio de un calor insoportable, caminaban ciegos porque se les habían derretido los ojos. La piel se les caía hecha jirones mientras andaban como podían consumiendose por dentro.

Ahí tuve que apartar la mirada. Era incapaz de mirar la escena mas de un par de segundos seguidos, mientras por los auriculares me describían las condiciones que se vivieron después de la hecatombe.

Sin embargo a mi hermano le pasó todo lo contrario. La vívida imágen le impacto tanto que se quedó congelado delante del diorama, sin poder apartar la vista de él, como poseído por el miedo.

A partir de este punto, empezamos a aligerar el paso, saltándonos practicamente el resto de la exposición, en la que se mostraban objetos personales de las víctimas, describiendo cómo murieron.

Simplemente mi estado mental no me permitió verlo, pues aún estaba casi en estado de shock por lo que ya había visto.

Unicamente pude fijarme en unas cuantas cosas, entre las que recuerdo vívidamente el triciclo de un niño pequeño, y la chancla de otro, en la que había quedado marcada la sombra de su pié al haberse evaporado instantáneamente.

Aquí acabó la visita, pues nos saltamos practicamente la mitad del museo. Ya no pudimos ver mas.

Al salir, mi hermano y yo recorrimos de nuevo el parque de la paz en dirección a la calle principal para volver a la estación, anduvimos casi media hora sin decir nada, no podíamos hablar.

Al cabo de un rato y no sin esfuerzo lo único que pude alcanzar a pronunciar fué una proposición para ir a beber algo, a lo que mi hermano asintió sin mas.

Sé que esto a mas de uno le parecerá una dramatización, aunque en realidad, os puedo asegurar que es como a grosso modo recuerdo lo que viví ese día.

Tengo claro que no volveré a visitar ese lugar si no es por imperiosa necesidad, aunque otra cosa tengo clara también:

Creo sinceramente que todo el mundo debería ir allí, al menos una vez en la vida, para vivir lo que yo viví, y sentir lo que yo sentí.

Creo que lo que allí experimenté es algo que de algún modo u otro me ha hecho cambiar mi punto de vista sobre muchas cosas..."


* Translation of this letter in English click here



20 comentarios:

Javier on 14 de septiembre de 2009, 20:18 dijo...

vaya... qué post tan interesante!

Lourdes Torres on 15 de septiembre de 2009, 20:22 dijo...

Me imagino lo que sentiste!! Debe ser una experiencia única , el ver y casi sentir todo el sufrimiento de las personas que vivieron la más terrible experiencia de su vida.

Saludos Marco y gracias por tu visita.

luciernagadeluz on 16 de septiembre de 2009, 15:27 dijo...

Las marcas que deja una guerra, nunca se borran y no son agradables de recordar. Tuvo que ser horrible. Lo peor de todo és que esto sigue y sigue y las guerras no se acaban nunca. Un beso Marco.

marco escobedo on 23 de septiembre de 2009, 21:49 dijo...

Holas JAvier me pareciò interesante el escrito porque quizás muchos de nosotros nunca vamos a llegar a pisar ese museo, es pues un recordatorio amargo de la historia, saludos :)

marco escobedo on 23 de septiembre de 2009, 21:53 dijo...

Holas Lourdes, bueno el escrito no es mio es de alguien que si estuvo en aquel lugar. Y según lo leído si fue terrible, hay imágenes que enseñan y como lo dice el del relato te hacen pensar en que la guerra es eso un caso perdido, saludos :)

marco escobedo on 23 de septiembre de 2009, 21:55 dijo...

Holas Luciernaga , parece que no por lo pronto aqui en America los paises parecen que no entienden y se hacen gastos en nuevos armamentos. Cuando el rio suena es porque piedras trae. Ojala que recapaciten los gobernantes, saludos y besos :)

Bartok on 10 de octubre de 2009, 23:09 dijo...

Yo creo que hay que ser muy bruto para necesitar ir a un museo para convencerse de que la población de Hiroshima la pasó mal realmente. Me pregunto ¿cual ha sido el pensamiento del narrador en primera persona acerca de ese terrible acontecimiento? ¿espetaba alguna especie de justificación?. Un abrazo.

marco escobedo on 16 de octubre de 2009, 9:23 dijo...

Como tu lo dice Bartok, hay personas que yo diría carecen de sentido común. Lo tangible es prescisamente lo que se ve ahora en la realidad, aún se sigue pensando en hacer guerras, y se mata sin remordimientos, para esas personas Hiroshima solo es un pasaje histórico sin importancia.El que escribio el relato en realidad no fue al museo por que quería convencerse del horror de la guerra, seguramente entro por curiosidad ya que estaba en esa ciudad, saludos. Bueno haber si actualizo mas el blog :)

lully desnuda on 2 de noviembre de 2009, 9:03 dijo...

Hola Marco!
El tema vale la pena recordarlo para saber que las naciones no deben avalar una situacion similar y de la armonia que debemos generar.
Es tremendo ver cada dia fotos nuevas a pesar de haber pasado tanto tiempo.
Te abrazo con todo mi cariño mi apreciado Marco.

Siry on 24 de diciembre de 2009, 18:27 dijo...

¸.•´¸.•*´¨) ¸.•*¨) ¸.•´¸.•*´¨)
(¸.•´ (¸.•` * ¸.•´¸.•*´¨) ¸.•*¨)
........|___|...Te Deseo
........|000|...FELIZ NAVIDAD 2009
........|000|...Llena De Luz, Amor
........|000|...y Prosperidad
........|000|... FELIZ AÑO NUEVO 2010
.........\00/.... Que Este Año Sea Excelente
..........\0/..... De Buenas Vibraciones y Buenos Deseos
...........||...... Para Todos Mis Lectores Son Los Sinceros Deseos
...........||...... De Siry
...........||......
.........._||_....Felices... Fiestas...
♥¸.•*¨)¸.•*¨)
(¸.•´♥♥.¸.•´¸.•*´¨) ¸.•*¨) ¸.•´¸.•*´¨) ¸.•*¨)★¡¡¡Feliz Navidad!!!
Excelente Año 2010.

CoTopi on 9 de enero de 2010, 3:02 dijo...

Hola Marquito, Feliz Año!

Vaya post más denso, pero tristemente real... esperemos que la humanidad no vuelva a caer en depravaciones como esa.

Un abrazo y mis mejores deseos,

marco escobedo on 28 de enero de 2010, 18:39 dijo...

Se me perdio la contraseña ayuda!!! :( en fin :)

Jova on 3 de junio de 2010, 13:31 dijo...

Escalofriante relato, yo había visto un documental donde hacen la dramatización, pero esto fue más personal e impactante. Creo que si, que es una pena que no tenemos la oportunidad de viajar al menos una vez en la vida a este lugar. Saludos.

estudio de paisajismo on 14 de marzo de 2011, 21:21 dijo...

El tema vale la pena recordarlo para saber que las naciones no deben avalar una situacion similar y de la armonia que debemos generar.
Es tremendo ver cada dia fotos nuevas a pesar de haber pasado tanto tiempo.

paisajista on 23 de marzo de 2011, 23:09 dijo...

que interesante tu blog es muy importante la publicacion que has realizado!!

videos de humor on 27 de septiembre de 2011, 4:46 dijo...

Excelente post. Estas cosas deben recordarse y analizarse concienzudamente para que no vulevan a repetirse (por desgracia, no sucede así). El ser humano es capaz de lo mejor y de lo peor.
Un saludo.

Conchi -Productos bebé on 21 de noviembre de 2011, 6:22 dijo...

Me parece perfecto que estos temas esten a la orden del dia y no se dejen de recordar, para poder comprender al menos un poco el horror que se sufrio y deseando que no se vuelva a repetir, jamas.

Victoria5 on 3 de enero de 2012, 2:32 dijo...

Impactante, sin palabras...
Creo que hechos como el que acontece jamás deberían de quedar en el olvido. Como afirmas todos deberíamos tener la oportunidad de experimentar esos sentimientos al menos una vez en nuestras vidas.
Gracias por compartirlo,

Victoria- tienda bebe on 3 de enero de 2012, 5:39 dijo...

Impactante, sin palabras...
Creo que hechos como el que acontece jamás deberían de quedar en el olvido. Como afirmas todos deberíamos tener la oportunidad de experimentar esos sentimientos al menos una vez en nuestras vidas.
Gracias por compartirlo,

Maria Z. on 28 de mayo de 2012, 8:22 dijo...

Esperemos que nunca se vuelva a repetr una desgracia de ese gènero,debe haber sido impactante estar en el lugar de los hechos.Optimo post.Maria Z.

Publicar un comentario en la entrada

 

Los Sueños de Marco Copyright © 2009 Cookiez is Designed by Ipietoon for Free Blogger Template